17 feb. 2015

Algunas sugerencias para leer

Creí que en el 2014 podría leer más libros que el año anterior, para lo cual me anoté en un reto de Goodreads. Me propuse aumentar la velocidad de lectura, Nada de métodos rápidos ni técnicas, solo con dedicarle más tiempo, mejorar la concentración, menos redes sociales y lectura hasta caminando.  Bueno nada de ésto dio resultado. La cosa es que no llegué ni a la mitad del reto. Mucho menos pude hacer entradas mensuales en el blog. Me da cargo de conciencia tenerlo abandonado.
Por lo tanto voy a tratar que  ésto no sea aburrido y contarles de los libros maravillosos que leí a finales del 2014 principio de 2015, y otros tantos que tengo para el año próximo. Nada original pero una entrada es una entrada.
A los que nos gusta leer, siempre nos encanta saber qué leen los demás y cuales son sus pendientes.

Empezando por el último por ser el más impactante e interesante, La tristeza del samurai de Víctor del Árbol.
Víctor es un escritor español, nacido en Barcelona en 1968. Ha publicado hasta la fecha cuatro novelas y cosechado algunos premios.

Dos tramas se desarrollan de forma paralela; una en Extremadura en 1941; la otra en Barcelona en 1981. Un crimen cometido durante la posguerra española produce consecuencias en tres generaciones de la familia Alcalá y en aquellos que se han cruzado en sus vidas durante cuarenta años. 
Es una historia de guerra, de poderes y ambiciones. La España franquista y postfranquista con las viejas amenazas latentes y la débil democracia descritas en una línea del tiempo muy bien trazada. Los personajes están psicológicamente plantados en su lugar, y son tan imperfectos como la Historia misma. En ésta novela el pasado cobra su venganza en los hijos del presente. 
Me atrapó desde el inicio y la disfruté en cada página. Me dio pena termiarla porque no sé cuando podré volver a leer algo de éste maravilloso escritor.

La segunda maravilla es El mundo de afuera de Jorge Franco (Colombiano, 1964). Premio Alfaguara 2014.

Isolda vive encerrada en un castillo extraño y fascinante al mismo tiempo, tan ajeno a la ciudad de Medellín en la que se sitúa como singulares son sus habitantes y la vida que llevan. La atmósfera de irrealidad que se respira resulta opresiva para la adolescente, que  encuentra en el bosque que lo rodea la única tregua posible a su soledad. 
Hay elementos de mitología islámica como el Almiraj y tintes de narrativa fantástica hasta historia policial y de terror. Las  amenazas del mundo de afuera que se cuelan por las grietas del castillo mientras Jorge Franco construye en esta novela un cuento de hadas con tintes tenebrosos que acaba convirtiéndose en la historia desquiciada de un secuestro.
Para mí, una joyita.

Y como la tercera maravilla de la literatura (¿porqué no si es mi blog?) nomino a Canadá de Richard Ford! Que escritor tan pero tan bueno!

Después de cincuenta años, Dell Parsons cuenta como sus padres terminaron robando un banco. Desde que se conocieron, hasta su triste y previsible final, el narrador indaga en lo más profundo de su memoria e intenta explicar y analizar como eran sus padres, su matrimonio y sus vidas. Las opciones que tuvieron. El porqué cree que el ser humano está predestinado a su futuro. Llegar a comprender porqué arruinaron su vida y la de sus hijos es una forma de perdonarlos.
Es una historia de dolor y aceptación, que transmite una permanente melancolía pero que paulatinamente se va apagando hasta su final. Nada volverá a ser lo mismo, porque se ha traspasado un límite y no hay vuelta atrás.
Una obra maestra que recomiendo leer.

Hacia fin de año desde Valencia  mi gran amiga Karyna me envió Stoner de John Williams y la tan esperada por mí  Galveston de Nic Pizzolatto.

John Williams fue un escritor norteamericano (1922-1994) autor de algunas novelas y libros de poemas.
Stoner retrata una época a través de los sentimientos, las acciones de sus personajes y las decisiones que marcan los caminos. Una historia cargada de humanidad. Tan simple como la de cualquiera, con un desenlace previsible, pero que si fuera otro la novela no tendría sentido. Una toma de conciencia sobre uno mismo. John Williams tiene una fuerza narrativa impresionante contar pequeños dramas cotidianos.

"La luz penetraba por las ventanas y se posaba sobre los rostros de sus compañeros de manera que la iluminación parecía venir de dentro de ellos mismos para salir hacia la oscuridad; un alumno pestañeó y una sombra delgada cayó sobre una mejilla cuya parte inferior había recogido la luz del sol."

Galveston. Una novela "negra" diferente con un ritmo parejo. Relato que bucea en el alma imperfecta, descubriendo las miserias y debilidades, así como la dignidad y la compasión. Un personaje que busca la redención.

Nic Pizzolatto nació en Nueva Orleans. Es escritor, guionista y productor de una de las series más exitosas: True Detective. Galveston es su primera novela
Luego de ver True Detective mis expectativas con ésta novela fueron absolutamente colmadas.

Hay más, pero lo dejo para otro post. Buenas lecturas :)