1 dic. 2016

Casa de verano con piscina de Herman Koch

Esto va a sonar repetitivo, lo sé, pero como mis entradas son tan esporádicas lo tengo que decir: He vuelto! Luego de un tiempo me hice un lugarcito para escribir!
No voy a dar excusas ni explicaciones. Solo espero que aún quede gente que me lea y que le pueda interesar el libro del que voy a escribir hoy.

Marc Sclosser es un próspero médico de cabecera en Amsterdam. Ejerce su profesión con cierta dosis de cinismo. Su nutrida clientela valora especialmente el tiempo que dedica a las consultas, pero esta aparente generosidad esconde unas intenciones menos nobles, que Marc disimula con habilidad.
Cuando uno de sus pacientes, el famoso actor Ralph Meier, lo invita a pasar unos días de verano junto a su familia, Marc acepta pese a las reticencias de su esposa Caroline, molesta por la arrogante vulgaridad de Ralph y su actitud de seductor irresistible.
Así, los Schlosser y los Meier, con sus respectivos hijos adolescentes, compartiran con un maduro director de Hollywood y su novia, cuarenta años más joven, una casa con piscina a pocos kilómetros de una playa mediterránea.
Los días transcurren con apacible monotonía, entre comidas, paseos, largas conversaciones de sobremesa, excesos con el alcohol y flirteos más o menos inocentes, hasta que una noche se produce un grave incidente que interrumpirá las vacaciones y cambiará para siempre la relación entre las dos familias.

Herman Koch tiene otro libro igual de interesante y duro que éste, La cena. Ambas historias fueron inspiradas por hechos reales. La cena, con el asesinato de una homless española a manos de dos adolescentes. Y Casa de verano en un episodio de violación de una menor en los años 70 protagonizado por Roman Polanski, muy sonado en la prensa.

Qué tienen en común estos dos libros? La reflexión final que me queda como lectora: qué hubiera hecho yo como madre en una situación así?

Casa de verano con piscina tiene una sola voz narrativa, la de Marc que va siguiendo su línea de pensamiento, sin filtros. Exponiendo y dejando en evidencia la ambiguedad moral, la hipocresía y la violencia de la clase social acomodada europea.
Me da la sensación que a Koch no le importa si al lector le molesta el pensamiento de Marc, lo expone tan libremente que llega un punto en que se hace imposible juzgarlo, a pesar de que  Marc es cínico, arrogante y ególatra.


Esta novela explora las debilidades humanas, los quiebres sociales, la infidelidad, la justicia por mano propia, las relaciones entre padres e hijos y algún tema más que pasé por alto.
Es una excelente radiografía del ser humano.

Me despido hasta no sé cuando, pero seguro vuelvo!



3 comentarios:

  1. Es bueno volver a tener noticias tuyas, Ale! Te estábamos extrañando.
    Tengo este libro para leer junto a otros de Koch. Sabía de qué iba, pero no se si estoy para leer este tipo de libros en este momento.
    Te mando un beso grande. No te pierdas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He estado algo dispersa este año Marce. Tenés que poner en tu blog suscripción por correo electrónico, que nunca me entero cuando publicas algo. Koch es algo delicado para leer, porque siempre toca alguna fibra de nuestro interior. Gracias por leerme y te mando un beso!!

      Eliminar

  2. ¡Hola! He venido a avisarte que te he nominado a un book-tag ¡Espero que te pases y te animes a hacerlo! http://catadordelibros.blogspot.com.co/2016/12/book-tags.html

    ¡Felices fiestas!
    ¡Nos leemos!

    P.D.:Excelente reseña. Me animare a leer este autor.

    ResponderEliminar