30 oct. 2012

La felicidad de los ogros, El hada carabina y La pequeña vendedora de prosa, por Daniel Pennac

El cuarteto de Belleville” son cuatro novelas, de las que he leído tres (por ahora).
Por qué las reseño juntas? 
Porque las leí en ese órden y sin pausas entre una y otra.
Porque la cuarta no la encontré aún. 
Porque se pueden leer independiente unas de otras, ya que cada novela cierra su círculo como un mundo aparte.

Quién es Daniel Pennac...pincha aquí y conócelo en una entrevista que le hizo el escritor Ricardo Abdahllah.
 
Les presento a la familia Malausséne, del barrio Belleville, Francia. Multicultural, variopinto de nacionalidades y especie de planeta en miniatura.
Todos sus integrantes son hermanos de la misma madre pero de diferente padre. Benjamín Malausséne el mayor , de profesión chivo expiatorio y encargado de criar a sus cinco hermanos. Clara y su pasión por la fotografía, Thérése y sus visiones del futuro a través de las cartas, Jeremy casi adolescente y con tendencias terroristas y rebeldes, El Pequeño con sus lentes rosa y sus sueños que se hacen realidad, Verdún una niña con mucho carácter... y un perro epiléptico.
Además está Julia, una novia periodista que desaparece cada dos por tres y una Madre que solo aparece cuando está embarazada, para luego largarse. Junto a personajes que entra, salen o se quedan según le dé la gana a Pennac, la tribu Malaussén vive unas aventuras de lo más disparatadas como tragicómicas. 
Casi siempre están el el lugar equivocado en el momento equivocado, viviendo situaciones que rayan en el suerrealismo y que cada vez se enredan más y más sobre sí mismas impidiéndonos vislumbrar el final.
 
La felicidad de los ogros es la primera de la saga. Además de tener todos los ingredientes de una novela policial, incluye una crítica a la sociedad de consumo. El tema del nazismo, llevado a cabo por unos vejetes adorables que se dedican a explotarse (literalmente).


El hada carabina, la segunda, y a mi gusto la mejor de las tres. Los mismos vejetes de la anterior, venidos a menos, que se drogan incentivados por una misteriosa enfermera, ancianas que andan armadas hasta los dientes y disparan a troche y moche, un poderoso arquitecto que compra casitas de poco valor para construir grandes superficies. Y seguimos...

Con la tercera, La pequeña vendedora de prosa. Que está dedicada: “A la memoria de john Kennedy Toole, que murió por no haber sido leído, y de Vassili Grossman que murió por haberlo sido”. Una cárcel modelo que incentiva el arte y la creatividad de sus presos, un nuevo integrante en la familia Malausséne, un asesinato, la identidad de la literatura (planteo de Pennac como telón de fondo)y de crítica a las editoriales...y Benjamín en el lugar correcto y el momento equivocado.

El señor Malausséne, la cuarta. Aún no la he leído pero sé que cuando la consiga la disfrutaré muchísimo.

Me he encontrado con pocos libros que al leerlos se me ha escapado una carcajada... o varias, de esas que la gente te mira y piensa que estás loco por reírte solo y fuerte. Andrea Camilleri y Daniel Pennac, ambos me han hecho pasar algún que otro momento de verguenza y muchos de diversión.

...”Era de ese tipo de furiosos en quienes el gesto precede siempre a la palabra. Antes de que yo pudiera responder, el pie de la lámpara, recuperando su primigenia función de maza tropical, había caído sobre el ordenador, cuya pantalla se esparció hecha pálidos añicos. Un agujero en la memoria del mundo. Y como si eso no bastara, mi gigante martilleó la consola hasta que el aire quedó saturado de símbolos devueltos ay la inicial anarquía de las cosas.”
Caguendiós, si le dejaba hacer íbamos a caer de nuevo en la prehistoria.”

Es una lectura ágil y sumamente divertida. Con un lenguaje sin complicaciones estilísticas y poco complicado.
Una trama lineal y cómoda para el lector. Con dialogos directos y con mucha jerga barrial . Creativo, mordaz, satírico y cínico.
Como dije antes las situaciones rayan en el surrealismo, risibles y absurdas.
Pennac es capaz de crear personajes con pocas palabras y de hacernos reír y pensar a la vez. Nos arrulla con tanta verborragia e intrincadas historias. 
Si quieren pasar un momento de lectura ágil y divertida...pues consiganse a Pennac :)

Dejo el enlace a la reseña de @yossibarzilai de otra de sus obras: Como una novela.

Aclaración: sé que los tíldes en francés son para el otro lado, pero no los encontré en mi compu y los dejé así.

15 comentarios:

  1. Es un autor que me gusta mucho aunque me falta bastante por leer, coincido contigo en que sea quizás El hada carabina el mejor. Leí Como una novela (muchas gracias por el enlace ) y Señores los niños, que cuenta la historia de un profesor un poco particular y termina siendo una novela policiaca en toda regla. Lectura ágil y entretenida con mucho contenido. Has hecho un magnífico repaso por su obra más célebre y me han encantado las citas que has escogido. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Busqué Como una novela y no se consigue aquí(problema reiterado para mí jaja). Igual voy a seguir intentando leer algo más de este autor, tal vez consiga algo en Buenos Aires. Entre los que leí y tu reseña se ha convertido en esos autores que me gustaría conocer la otra faceta de su obra...tiene mucho trasfondo social dibujado con humor. Gracias Jose y un beso!

      Eliminar
  2. Hoy me descubres no una, sino tres novelas. El argumento de la tercera me llama mucho la atención. ¿Una cárcel idílica? Parece que José sólo nos descubre grandes nombres. Además hay para todos los gustos, desde la risa a las lágrimas. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los he ido leyendo cada 15 días, que es el plazo que me los prestan en la biblioteca.Y como me entusiasmé y no encontraba tiempo para reseñar nada, cuando terminé con los tres... lo pensé y decidí reseñarlos juntos. Es un autor que me divirtió mucho, lo descubrí luego de Desgracia. Y la que tiene que ver con la cárcel es muy entretenida, bueno con las tres me divertí mucho, y los temas que toca son interesantes. Gracias Marisa y otro beso para tí también :)

      Eliminar
    2. Despues de "Desgracia" de Coetzee? Lo estoy empezando ahora. Me recomiendas a Pennac?

      Eliminar
    3. Y si la idea es descontracturarse un poco luego de Desgracia, si te lo recomiendo jaja!! Pennac es muy irónico y divertido.

      Eliminar
  3. No había oído hablar de este autor, pero por tu presentación parece de lo más atractivo. Grcias por esta presentación , me quedo por aquí....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lee el artículo que colgué que hace referencia a él. Así lo conocí yo un poco más y es entretenida e interesante. Gracias por andar por aquí.:)

      Eliminar
  4. Tenía el nombre del autor en la cabeza, pero ahora ya has conseguido asentarlo.
    Los temas que tratan las lecturas llaman a la curiosidad por la originalidad.
    Un nombre más para tenerlo en la recámara de los posibles.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  5. En el libro que tiene el tema del nazismo, màs allà de todo el humor con el que escribe y a su vez describe las situaciones, es duro y fuerte "la situaciòn". Si lees alguno me cuentas, a ver si te puedo acompañar en la risa que te saca cada dos pàginas.
    Gracias Ale por pasar y un beso :)

    ResponderEliminar
  6. He leído El hada carabina y Como una novela, aunque me ganó por la mano yossi para hacerlo.
    La verdad que es un nombre que me ha gustado descubrir gracias a todos vosotros.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. El hada carabina fué el que más me gustó,todas esas tramas que confluyen en una sola...
    Un beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no es "confluyen" es "convergen"...de dónde habré sacado esa palabra :( jaja!!

      Eliminar
  8. Pues no conocía al autor así que muchas gracias por presentármelo, suele gustarme la literatura francesa y el hecho de que sean libro ágiles y divertidos me anima totalmente, así que lo buscaré a ver si lo encuentro en mi biblioteca. Bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy ingenios con las palabras este Pennac. Espero que lo disfrutes como lo hice yo. Un beso Carol!

      Eliminar