22 dic. 2012

La ciudad por Mario Levrero



Mario Levrero nació en Montevideo, Uruguay en 1940 y murió en el 2004. Fue fotógrafo, librero, guionista de cómics, humorista y redactor jefe de revistas de ingenio. Publicó las novelas: La ciudad (1970), París (1980), El lugar (1984), Dejen todo en mis manos (1994), El alma de Gardel (1996) y El discurso vacío (1996). Al morir dejó inédita su última obra, La novela luminosa.
También publicó libros de cuentos y diversos relatos para una columna periodística entre 1996 y 1998.

Estuvo a cargo de diversos talleres de escritura incluyendo el taller virtual Letras Virtuales que acutalmente dirige Gabriela Onetto.

Levrero fué uno de nuestros mejores y más prolíficos escritores poco conocidos en Uruguay hasta después de su muerte.
 La revista argentina “El Péndulo” lo definió como “uno de los maestros rioplatenses del relato inclasificable”. Su literatura suele compararse con autores identificados como “raros” si hablamos de Kafka, Felisberto Hernández, Melville (el de Bartleby), Boris Vian y Lewis Carroll.

“En el proceso de creación de mis textos, no existe una planificación consciente o voluntaria, sino que escribo tratando de prestar atención a lo que surge; la voluntad la aplico en la etapa de corrección.”

La narrativa de Mario Levrero no puede encasillarse en el género fantastico ni en el de ciencia ficción.
Los extraños mundos de sus relatos están contados en primera persona, con un lenguaje claro, absolutamente sencillo y con un estilo directo, lo que hace que el lector se sienta atrapado desde el inicio, para luego empatizar con el protagonista sin haberse dado cuenta.
Unos mundos donde el tiempo y el espacio empiezan a sufrir desconexión, manejados a antojo del autor, metamorfoseandose inquietantemente.

La primera novela que leí de Levrero fué El discurso vacío y honestamente no me gustó, no la entendí y me cerré a leer algo más de él. Pero con el tiempo me inquietaba que todo el mundo elogiara su obra y dijeran lo fantástico que era... y yo sin entenderla.
Un amigo librero me convenció de darle una nueva oportunidad y me recomendó éste libro.
Cuando lo empecé no pude sacarle los ojos de encima. Me atrapó y me sumergí en él hasta que lo terminé en dos días.

El personaje sin nombre en un lugar sin nombre, que se va dejando llevar sin tomar ninguna decisión, siguiendo el curso de las cosas. Sale en busca de querosene una noche de lluvia y termina perdido en la carretera, donde lo levanta un camión y él le pide que lo lleve a algún lugar. El camionero va a compañado por una mujer, y al amanecer los hace bajarse en medio de la nada , acusandolo de querer propasarse con ella. El paisaje sin nada más que unos árboles perdidos, sin autos que circulen, más el calor del sol, la humedad y el cansancio son determinates en el ánimo del personaje, sin voluntad aparente, para hacerle caso a la mujer y tomar un camino que surge sin pensarlo siquiera.

Veo allá lejos una ciudad, es a la que te refieres?
Es posible, pero no comprendo cómo puedes avistar allá una ciudad, pues yo sólo veo algo desde que me lo indicaste, y nada más que algunos contornos imprecisos en la niebla.” Kafka

Como salido de la nada, se encuentra con una estación de servicio y un pueblo, donde no circulan vehículos y debe haber unas cinco personas, más una tienda repleta de articulos llamativos y un dependiente que juega con autitos de juguete. También hay un bar y una zapateria que no la atiende nadie y uno puede entrar, tomar los zapatos que necesite y pagar algún día.
Llegados a éste punto de la novela (que no estoy contando tal cual), la realidad se nos empieza a distorsionar. Empezamos a sentir la opresión del protagonista y no sentimos asfixiados por esa falta de decisión. Los acontecimientos se suceden sin poder evitarlos. Todo se vuelve caótico y fantástico, con situaciones absurdas que rayan el límite de la cordura.

“-¡Basta!-grité-. No quiero escuchar una palabra más. Esa es mi historia y no la tuya. Donde sigas hablando te dejaré sola.
-Yo no miento-murmuró. Luego siguió hablando-. Sucede que ves las cosas desde tu punto de vista, y cuando crees que algo es de una manera determinada no puedes admitir que, en la realidad, pueda ser de otro modo.-”

Para más adelante revelarnos sus temores: "Fue en ese momento que descubrí el temor que me dominaba. Cuánto tiempo hacía que vivia preocupado por lo imprevisto? Quizás desde que salí de la casa, en busca del almacén; quizás desde mucho tiempo atrás, o desde siempre. Pero recién allí, y en ese momento, palpé clara, conciente, casi diría objetivamente, ese temor que habitaba en mí en forma subterránea. Lo palpé como a un objeto grande que topara en la oscuridad de un cuarto cerrado; pero me resultaba un objeto familiar, como un ropero; en el momento no pensé tantas cosas y me limité a reconocerlo y sorprenderme.”

Y lo mejor de todo es que cuando termine de leerla, sentí que mi mente había quedado en pausa, sumergida en ese mundo que no parecia real, pero que bien podría estar en mi interior y no saberlo.




30 oct. 2012

La felicidad de los ogros, El hada carabina y La pequeña vendedora de prosa, por Daniel Pennac

El cuarteto de Belleville” son cuatro novelas, de las que he leído tres (por ahora).
Por qué las reseño juntas? 
Porque las leí en ese órden y sin pausas entre una y otra.
Porque la cuarta no la encontré aún. 
Porque se pueden leer independiente unas de otras, ya que cada novela cierra su círculo como un mundo aparte.

Quién es Daniel Pennac...pincha aquí y conócelo en una entrevista que le hizo el escritor Ricardo Abdahllah.
 
Les presento a la familia Malausséne, del barrio Belleville, Francia. Multicultural, variopinto de nacionalidades y especie de planeta en miniatura.
Todos sus integrantes son hermanos de la misma madre pero de diferente padre. Benjamín Malausséne el mayor , de profesión chivo expiatorio y encargado de criar a sus cinco hermanos. Clara y su pasión por la fotografía, Thérése y sus visiones del futuro a través de las cartas, Jeremy casi adolescente y con tendencias terroristas y rebeldes, El Pequeño con sus lentes rosa y sus sueños que se hacen realidad, Verdún una niña con mucho carácter... y un perro epiléptico.
Además está Julia, una novia periodista que desaparece cada dos por tres y una Madre que solo aparece cuando está embarazada, para luego largarse. Junto a personajes que entra, salen o se quedan según le dé la gana a Pennac, la tribu Malaussén vive unas aventuras de lo más disparatadas como tragicómicas. 
Casi siempre están el el lugar equivocado en el momento equivocado, viviendo situaciones que rayan en el suerrealismo y que cada vez se enredan más y más sobre sí mismas impidiéndonos vislumbrar el final.
 
La felicidad de los ogros es la primera de la saga. Además de tener todos los ingredientes de una novela policial, incluye una crítica a la sociedad de consumo. El tema del nazismo, llevado a cabo por unos vejetes adorables que se dedican a explotarse (literalmente).


El hada carabina, la segunda, y a mi gusto la mejor de las tres. Los mismos vejetes de la anterior, venidos a menos, que se drogan incentivados por una misteriosa enfermera, ancianas que andan armadas hasta los dientes y disparan a troche y moche, un poderoso arquitecto que compra casitas de poco valor para construir grandes superficies. Y seguimos...

Con la tercera, La pequeña vendedora de prosa. Que está dedicada: “A la memoria de john Kennedy Toole, que murió por no haber sido leído, y de Vassili Grossman que murió por haberlo sido”. Una cárcel modelo que incentiva el arte y la creatividad de sus presos, un nuevo integrante en la familia Malausséne, un asesinato, la identidad de la literatura (planteo de Pennac como telón de fondo)y de crítica a las editoriales...y Benjamín en el lugar correcto y el momento equivocado.

El señor Malausséne, la cuarta. Aún no la he leído pero sé que cuando la consiga la disfrutaré muchísimo.

Me he encontrado con pocos libros que al leerlos se me ha escapado una carcajada... o varias, de esas que la gente te mira y piensa que estás loco por reírte solo y fuerte. Andrea Camilleri y Daniel Pennac, ambos me han hecho pasar algún que otro momento de verguenza y muchos de diversión.

...”Era de ese tipo de furiosos en quienes el gesto precede siempre a la palabra. Antes de que yo pudiera responder, el pie de la lámpara, recuperando su primigenia función de maza tropical, había caído sobre el ordenador, cuya pantalla se esparció hecha pálidos añicos. Un agujero en la memoria del mundo. Y como si eso no bastara, mi gigante martilleó la consola hasta que el aire quedó saturado de símbolos devueltos ay la inicial anarquía de las cosas.”
Caguendiós, si le dejaba hacer íbamos a caer de nuevo en la prehistoria.”

Es una lectura ágil y sumamente divertida. Con un lenguaje sin complicaciones estilísticas y poco complicado.
Una trama lineal y cómoda para el lector. Con dialogos directos y con mucha jerga barrial . Creativo, mordaz, satírico y cínico.
Como dije antes las situaciones rayan en el surrealismo, risibles y absurdas.
Pennac es capaz de crear personajes con pocas palabras y de hacernos reír y pensar a la vez. Nos arrulla con tanta verborragia e intrincadas historias. 
Si quieren pasar un momento de lectura ágil y divertida...pues consiganse a Pennac :)

Dejo el enlace a la reseña de @yossibarzilai de otra de sus obras: Como una novela.

Aclaración: sé que los tíldes en francés son para el otro lado, pero no los encontré en mi compu y los dejé así.

23 sept. 2012

Todos los hermosos caballos, Cormac McCarthy

Los caballos, criaturas libres y salvajes, van a ser los principales generadores de emociones y pasiones en ésta historia.
Donde el amor y la lealtad son necesarios para sobrevivir.

John Grady Cole y Lacey Rawlins deciden huir de sus hogares en Texas y cruzar la frontera a México en busca de una nueva vida y oportunidades.
En el camino conocen a Blevins, un niño con un caballo robado que les trae muchos problemas.
Cruzan la frontera luego de unos cuantos inconvenientes. Durante una tormenta el caballo de Blevins huye y los tres emprenden su búsqueda. Cuando lo encuentran, en un pueblo de México se produce un tiroteo y una persecución (digna de las mejores películas del Oeste). John y Lacey se separan de Blevins.
Siguen su camino hasta que encuentran trabajo como vaqueros en un rancho en el estado de Coahuila, propiedad de Héctor Rocha y Villarreal. El trabajo es traer de la meseta potros salvajes, para luego domarlos. Trabajo de vaqueros.
John Grady se enamora de la hija del hacendado, Alejandra, y mantienen una hermosa historia de amor.

Luego de haber leído Meridiano de sangre, me encuentro en ésta historia con paisajes áridos y secos, rocosos y desérticos...donde la mirada parece no llegar a ninguna parte.
Pero comienzo a ver leves cambios: el sol candente ya no es el sol acerado, el atardecer ..."donde las últimas sombras se extendían sobre la tierra antes de que el viento y el sol del oeste se sumergieran en un rojo sangre entre las nubes superpuestas y las distantes cordilleras se alinearan en las terminales del cielo para difuminarse del pálido al más pálido azul y después a nada en absoluto."

Personajes solitarios y de pocas palabras contrastan con la cantidad de vocabulario empleado para las descripciones.Son hombres libres, donde hacen lo que tienen que hacer, rústicos y sin miedo. Pero  percibimos sutilmente la ternura y la honestidad debajo de las capas de austeridad.
Las historias de McCarthy hay que leerlas con los sentidos alerta... hay que sentirlo. Saber percibir en un diálogo de pocas palabras la amistad o el amor, ya que no debemos aislarlos, debemos relacionarlo con el entorno.

La descripción del amor(cosa que nunca imaginé llegar a leer en una novela de McCarthy, por mi poco conocimiento del mismo) es intensa, para describirla solo voy a compartir uno de los pasajes más hermosos para mí:
"Se detuvo a medio camino para mirar atrás. De pie y temblando en el agua y no de frío porque no hacía ninguno. No le hables. No la llames. Cuando se acercó, él le tendió la mano y ella la tomó. Era tan pálida en el lago que parecía estar ardiendo. Como luz fosforescente en un bosque tenebroso."..." Como la luna que ardía sin llama. Sus cabellos negros flotaban en el agua a su alrededor, caían y flotaban en el agua. Ella le rodeó el cuello con su otro brazo y miró hacia la luna en el oeste no le hables no la llames y entonces volvió el rostro hacia él. Más dulce por el hurto de tiempo y carne, más dulce por la traición."


Las imágenes nos quedan grabadas en la retina a través de una prosa impecable, sin ser extensa ni aburrida, tanto de violencia extrema como de una gran belleza.

Nos habla de libertad a través de la relación de John Grady con los caballos. Ellos son libres y él también, se genera una relación de amor intenso y una profunda pasión.
"John Grady se había acuclillado sobre su cuello y tirado de su cabeza hacia arriba y hacia un lado y sujetaba al caballo por el hocico con la cabeza larga y huesuda apretada contra su pecho y con el aliento cálido y dulce que emanaba de los oscuros pozos de sus ollares contra su cara y cuello como noticias de otro mundo. No olían a caballo. Olían a lo que eran, animales salvajes. Sujetaba la cara del caballo contra su pecho y podía sentir en la parte interior de sus muslos palpitar la sangre a través de las arterias y podía sentir el miedo y puso la mano sobre los ojos del caballo y los acarició y no dejó ni un instante de hablar al caballo..."

Novela ágil y atrapante así como violenta, pero imprescindible para el conocimiento de éste autor tan fascinante como misterioso.
Que ha dado pocas entrevistas, salvo al New York Times en 1992, a un periódico local de la ciudad donde vive, El Paso, Texas, y a Oprah Winfrey.
Que dice no saber como iba a vivir de la escritura, pero que siempre supo que quería escribir, y que en sus libros aparecen tan pocas mujeres, porque "son duras y yo no pretendo entenderlas".
Es la primera de las tres novelas de la Trilogía de la frontera, las siguientes son En la frontera y Ciudades de la llanura, que en algún tiempito traeré por acá.
Así que espero que tengan paciencia, porque en leer no demoro, pero sí en publicar.








25 ago. 2012

Las cartas que no llegaron de Mauricio Rosencof


“…te escribo para escribirme…lo que hoy por hoy siento es que yo, hoy, soy vos…”
“Estas cartas nunca te van a llegar, Isaac. O te van a llegar cuando ya no estemos, y entonces será para nosotros una forma de estar.
Tal vez las cartas las escriban otros. Que Moishe sepa que también son nuestras, para que sepa qué fue de sus tíos, de sus primos, de sus abuelos. Queremos formar parte de su memoria, Isaac.
Cada uno de nosotros es cada uno y todos los demás. También Moishe. Moishe es él y todos los demás. Moishe es su gato y sus padres. Es su hermano que va a morir y su amigo Fito. Moishe es también todos nosotros.”

No es precisamente así como comienza ésta novela, tan solo son unos párrafos que a mi parecer y con pocas palabras pueden llegar a describir el contenido de la misma.

Autobiográfica, contada en la primera parte por un Mauricio niño y su visión del mundo desde ahí; y la segunda y tercera parte por el adulto, vista desde la cárcel. Una peculiaridad de la novela es que no tiene  adjetivos, porque según Rosencof, “adjetivar hace perder sentido a los hechos”.

Mediante Las cartas Rosencof nos dibuja un relato de la época y del convulsionado momento político que vivía el Uruguay en 1970, como así paralelamente nos cuenta los horrores de los campos de concentración nazi en la Segunda Guerra Mundial.
El contenido de esta historia es profundo y triste, es la búsqueda de la identidad y las raíces de Rosencof. Pero también es la de todos los uruguayos, ya que todos somos descendientes de algún lugar de Europa, que hemos perdido nuestras raíces y nuestra identidad colectiva. Y a su vez  hemos padecido esa dictadura y vivido esas pérdidas de familiares.

Para poder sobrevivir a los horrores de la cárcel, donde la humillación y la tortura,  el aislamiento, la soledad, la incomunicación eran su diario vivir; comenzó a recrear su infancia e inventar unas cartas en las que su familia de Polonia contaba como fue desapareciendo de a poco en el holocausto nazi.  El no saber, la no certeza de dónde están las personas que amamos.

“Una noche, ¿sabes?, una muchacha de nuestra barraca empezó a dar gritos terribles mientras dormía; unos minutos después, todas estábamos gritando sin saber por qué. ¿Por qué?
Pienso que ese sonido lastimoso que, en ocasiones-sólo Dios sabe cómo- cruza los aires como un pájaro sin cuerpo, es una expresión reconcentrada del último vestigio de la dignidad humana.
Es la forma, tal vez la única, que tiene un hombre de dejar huella; de decir a los demás cómo vivió y murió”

Le  escribe a su padre. La cárcel, como es su vida(o “no vida”) desde su “dos por dos metros”. Intentando recomponer la memoria perdida en el tiempo, la de sus padres, su hermano y su familia en Polonia.
Todo escrito desde su memoria, sin papel ni lápiz.
 Las costumbres de un Montevideo de principios del siglo XX, donde cuando venía el cartero se lo invitaba a entrar a la casa y lo convidaban con algo para tomar. Donde las casas eran habitadas por muchas personas, se alquilaban habitaciones, para poder sobrevivir a las vicisitudes de los malos tiempos. El barrio, los personajes que lo habitaban (que además están en la novela), las películas de Chaplin vistas en el cinematógrafo del barrio, recuerdos de su madre, su padre sastre y el Sindicato de la Aguja, la tristeza  cuando dejaron de llegar noticias de su familia, la muerte de su hermano y su propio encarcelamiento.

“Y estas son las cartas, mi Viejo, que te quise escribir desde donde escribir no se podía, y que te escribo hoy, mi Viejo, desde donde sí puedo, junto a una ventana que durante tantas eternidades no tuve,…”

“La memoria es como un rescoldo que no se apaga jamás. Basta que un olor o un sonido, aunque sea en la forma de un leve viento, golpeen una neurona dormida para que todo se encienda de nuevo”, “Fue un ejercicio sin el cual difícilmente hubiera podido seguir vivo. Somos nuestra memoria y basta con que un pequeño estímulo la active para que ocurran cosas extraordinarias”. Relató Mauricio Rosencof en una entrevista.

Es una historia que debió ser contada y debe ser leída. Todos somos parte de la historia. Todos tenemos un pasado en común y debemos conocerlo. 

Las cartas que no llegaron ha sido publicada en Alemania, Estados Unidos, España, Italia y Polonia. Escrita en el año 2003 y publicada por Alfaguara.

Mauricio Rosencof

Dramaturgo, poeta, novelista, periodista…
Uno de los autores contemporáneos de éste país con más repercusión internacional.
Nació en Florida y, tras una corta carrera como periodista y actor, se decantó por la dramaturgia con el estreno en 1960 de su primera obra, El Gran Tuleque.

Fundador de la Unión de Juventudes Comunistas y dirigente del Movimiento Nacional de Liberación Tupamaro, en 1972 fue detenido y torturado brutalmente. Tras el golpe de Estado de 1973 fue declarado "rehén" junto a ocho reclusos más. Permanecer en ese estado suponía la muerte inmediata si algún acto exterior amenazaba la seguridad de las Fuerzas Armadas.

Tras doce años de cárcel y horror, que no lograron acabar ni con el hombre ni con el dramaturgo, fue liberado en 1985. Su estancia en la cárcel está documentada detalladamente en los tres tomos que escribió con E. Fernández Huidobro titulados Memorias del calabozo.

13 ago. 2012

caín de josé saramago

"Cuando el señor, también conocido como dios, se dio cuenta de que adán y eva, perfectos en todo lo que se mostraba a la vista, no les salía ni una palabra de la boca ni emitían un simple sonido, por primario que fuera, no tuvo otro remedio que irritarse consigo mismo, ya que no había nadie más en el jardín del edén a quien responsabilizar de la gravísima falta,..." "En un acceso de ira, sorprendente en quien todo lo podría solucionar con otro rápido fíat, corrió hacia la pareja y, a uno y luego al otro, sin contemplaciones, sin medias tintasm, les metió la lengua garganta adentro."

Y sin saber a qué tipo de lengua se refería el señor, el órgano o la idimática, así comienza un sin parar de sucesos dentro y fuera del jardín del edén,  que con su lengua maestra, saramago nos muestra  y transforma en hechos cotidianos los acontecimientos bíblicos.

Como verán no uso mayúsculas para los nombres propios...respetando la sintaxis que ha elegido saramago. La narración es contínua, separada solo por puntos y comas, pasando de un diálogo a un parlamento sin signos de interrogación ni guiónes, saltando de una voz a otra con hablilidad magistral.

Volviendo al paraíso, eva le trae la fruta del conocimiento para que adán la pruebe, aparciendo el señor en el preciso momento que adán está intentando tragar, por lo cual se le queda atragantado dicho pedazo, dando orígen a la famosa nuez que tiene los hombres en la garganta.
Así los condena expulsandolos como todos sabemos, (creo que esa parte del génesis la conocemos todos) del paraíso, poniendo a un querubín de guardián llamado azael (Parte generadora de dudas que cualquiera puede aclarar.)
Adán y eva se adaptan a su nueva vida y sociedad y tienen tres hijos: caín, abel y años más tarde seth.
La historia se continúa entre ironías y juegos de palabras con riquísimo contenido, poniendo en duda la fidelidad de eva para con adán y exponiendo la imperfección del ser humano y de dios; hasta el  momento en que caín mata a su hermano abel.
 
"Qué has hecho con tu hermano, preguntó, y caín respondió con otra pregunta, Soy acaso el guardaespaldas de mi hermano, Lo has matado, Así es, pero el primer culpable eres tú, yo habría dado mi vida por su vida si tú no hubieses destruido la mía, Quise ponerte a prueba, Y quién eres para poner a prueba lo que tú mismo has creado,"
Responsabilidad compartida. Pregunto y afirmo.

Hasta que llegan a un acuerdo y comienza la aventura de caín mostrandonos un dios imperfecto y tirano en cuanto a pedidos de demostración de adoración...y cito palabras textuales:

"En un itinerario heterodoxo, recorre ciudades decadentes y establos, palacios de tiranos y campos de batalla de la mano de los principales protagonistas del Antiguo Testamento,..."
"Caín pone de manifiesto lo que hay de moderno y sorprendente en la prosa de Saramago: la capacidad de hacer nueva una historia que se conoce del principio al fin. Un irónico y mordaz recorrido en el que el elctor asiste a una guerra secular, y en cierto modo, involuntaria, entre el creador y su criatura."

No he parado de reir y de buscar información, ya que mis conocimientos de la biblia son casi nulos, disfrutando muchísimo cada frase del libro. Este Premio Nobel de Literatura nos dejó una herencia de libros cada cual más interesante, deleitandonos con su prosa mordáz, irónica e inigualable.
 Sólo me queda recomendarles encarecidamente que no dejen de leerlo porque lo van a disfrutar muchisimo!!

Por más información pinchar aquí




25 jul. 2012

Meridiano de sangre, por Cormac McCarthy

Las autoridades mexicanas y del estado te Texas organizan una expedición paramilitar para acabar con el mayor número posible de indios. Es el Grupo Glanton, y tienen como líder espiritual al juez Holden, un ser violento y cruel. Nunca duerme, viola y asesina niños de ambos sexos y afirma que nunca morirá. Todo cambia cuando los carniceros de Glanton dejan de asesinar indios y empiezan a exterminar a los mexicanos que les pagan. Se instaura así la ley de la selva, el terreno moral donde la figura del juez se convierte en una especie de dios arbitrario.


"La madre muerta hace catorce años ha incubado en su seno la critatura que la llevará a la tumba"
La violencia comienza con el nacimiento y como dice Jacob Boehme "...Y es que la pena es algo que desaparece con la muerte, y muerte y agonía son la vida misma de las tinieblas."

Y tinieblas y muerte y violencia hasta su muerte en sí misma es lo que tenemos en ésta novela de principio a fin.

Con un gran dominio del lenguaje y sin adornos, mezclando los diálogos con la narración y detallando un paisaje tan austero como salvaje con todo detalle.
Donde la violencia es un acto natural y sin cuestionamientos morales y la línea entre el bien y el mal es tan fina y fácil de traspasar.
Leí esta novela sintiendo sensaciones encontradas, por momentos tenía ganas de dejarla y a su vez ganas de continuar hasta el final.

Esta vez no voy a dejar una explicación detallada de los acontecimientos de la novela.
Es mejor descubrirlos a medida que se la lee.

Lo único que voy a decir es que tiene unos personajes tan complejos y tan atrapantes. Una trama bastante lineal, por los acontecimientos en sí mismos, encadenados unos a otros, hasta llegar a un desenlace previsible y a la vez extraño.
Dejo aquí uno de los pasajes, a mi parecer, más intrigantes de la novela.

Desierto de Sonora
"Y allí estaba. Sin caballo. Simplemente él y sus piernas cruzadas, sonriendo al ver que nos acercábamos. Como si nos hubiera estado esperando. Tenía una vieja mochila de lona y un viejo sobretodo de lana colgado del hombro. En la mochila había un par de pistolas y un buen surtido de monedas, de oro y plata. Ni siquiera tenía cantimplora. Era como.... Parecía una aparición."



Este libro lo leí junto con otras personas en un grupo que es Café Literario. Dejo también para pinchar las otras reseña que hicieron los chicos:Lilvia, Leer sin prisa, Manel Ortiz.

30 jun. 2012

Libertad de Jonathan Franzen




El retrato minucioso de una familia del Medio Oeste americano a lo largo de varias décadas adquiere en la prosa maestra de Jonathan Franzen un carácter universal. Ahondando en la vida íntima de unos personajes tan cercanos como identificables, la novela es una incisiva radiografía de nuestro tiempo que ha suscitado la admiración unánime de la crítica y los lectores de todos los países donde se ha publicado hasta la fecha.
 
Patty y Walter Berglund son miembros de una nueva y floreciente clase urbana, pioneros en la recuperación de un barrio degradado. Además de madre modélica y esposa perfecta, Patty es la vecina ideal, la que sabe dónde se reciclan las pilas y cómo escoger un colegio adecuado para los niños. Junto con su marido Walter, abogado ecologista y ferviente defensor de la bicicleta, aportan su grano de arena a la construcción de un mundo mejor. Sin embargo, la llegada del nuevo milenio pone la vida de los Berglund patas arriba. Su hijo quinceañero se instala en casa de los vecinos republicanos, Walter acepta trabajar para una compañía minera, y Richard Katz, antiguo compañero de Walter, rockero extravagante y mujeriego empedernido, cobra un protagonismo insospechado en la pareja.
 Pero aún más desconcertante es la evolución de Patty, que de ser la figura más activa del barrio se ha transformado en una mujer ensimismada en la búsqueda de su propia felicidad. Con una efectiva combinación de humor y tragedia, Franzen desgrana las tentaciones y las obligaciones que conlleva la libertad: los placeres de la pasión adolescente, los compromisos despreciados en la madurez, las consecuencias del anhelo desenfrenado de poder y riqueza que arrasa el país. Así, en los aciertos y errores de un grupo de personas que tratan de adaptarse a un mundo confuso y cambiante, Franzen ha pintado un cautivador retablo de nuestra época. 

20 jun. 2012

Adios a un gran fabulador

Ray Bradbury (1920-2012) está dentro de los muchos escritores que todavía no he tenido tiempo de leer.
En su carrera de más de setenta años ha inspirado a generaciones de lectores a soñar. Escribió cientos de cuentos y cerca de cincuenta libros, entre los que se encuentran  Crónicas marcianas (1950)3 y la novela distópica Fahrenheit 451 (1953).
Sobre su vida sé muy poco, por lo tanto solo voy a dejarles un párrafo de uno de sus mejores libros.
Estoy convencida que Ray Bradbury ha alimentado la fantasía y la ensoñación de miles de lectores y que a vivirá por siempre en sus libros y sus almas.



CRONICAS MARCIANAS


 
YLLA 

Tenían en el planeta Marte, a orillas de un mar seco, una casa de columnas de 
cristal, y todas las mañanas se podía ver a la señora K mientras comía la fruta 
dorada que brotaba de las paredes de cristal, o mientras limpiaba la casa con 
puñados de un polvo magnético que recogía la suciedad y luego se dispersaba en 
el viento cálido. A la tarde, cuando el mar fósil yacía inmóvil y tibio, y las viñas se 
erguían tiesamente en los patios, y en el distante y recogido pueblito marciano 
nadie salía a la calle, se podía ver al señor K en su cuarto, que leía un libro de 
metal con jeroglíficos en relieve, sobre los que pasaba suavemente la mano como 
quien toca el arpa. Y del libro, al contacto de los dedos, surgía un canto, una voz 
antigua y suave que hablaba del tiempo en que el mar bañaba las costas con 3 
vapores rojos y los hombres lanzaban al combate nubes de insectos metálicos y 
arañas eléctricas. 
El señor K y su mujer vivían desde hacía ya veinte años a orillas del mar 
muerto, en la misma casa en que habían vivido sus antepasados, y que giraba y 
seguía el curso del sol, como una flor, desde hacía diez siglos.  
El señor K y su mujer no eran viejos. Tenían la tez clara, un poco parda, de casi 
todos los marcianos; los ojos amarillos y rasgados, las voces suaves y musicales.  
En otro tiempo habían pintado cuadros con fuego químico, habían nadado en 
los canales, cuando corría por ellos el licor verde de las viñas y habían hablado 
hasta el amanecer, bajo los azules retratos fosforescentes, en la sala de las 
conversaciones.  
Ahora no eran felices.  

15 jun. 2012

Diario de la Arena

DIARIO DE LA ARENA
Autor: Hugo Burel
Editorial Alfaguara 2010
248 páginas



En 1974, Miguel Vernier pierde su empleo por imprimir un volante político. Después acepta trabajar en la soledad de ARENAS DEL ESTE, a pesar de que le advierten que el último hombre que trabajó allí enloqueció.

 El entorno mágico de la arenera, la monotonía del pueblo Arenales y el fondo enervante de la dictadura consiguen que la violencia y la locura se adueñen poco a poco del protagonista.
 La postergada y tardía lectura de El astillero de Onetti es una de las claves de ese proceso de enajenación, que contamina también al obsesivo teniente Molina. 
Acuciado por sus temores, el joven Vernier llega al límite de su razón y del mapa de la costa uruguaya. En medio del paisaje desolado, ese islote de arena encierra un misterio que se manifiesta en los inexplicables sucesos que allí ocurren.
 Confluyen en la obra el suspenso de una novela policial, el horror de un relato fantástico, la crítica de una obra de denuncia, la acción de una novela de aventuras y una sólida elaboración de personajes. Es también una historia de amor contrariado, sexo liberador. 

 “En el almacén el dueño comentó:
Este es el verdadero Arenales: viento y arena,
cinco cuadras para cada lado ya no hay
ni viento, ni se pisa o respira un solo grano
de arena. La cosa es acá, en este precioso
corredor y en esta miserable avenida única
que tenemos. Son casi tres meses de fastidio
y mal humor que solo se alivia cuando
el viento se pone del norte, fíjese que extraño.
Cada primavera se van quince personas
del pueblo y no vuelven más. Eso, sin contar
que hace como diez años que aquí no hay
nacimientos”.


Reseñado por  Simonita’s mother

 A decir de Simonita tampoco yo soy una experta para escribir de la vida de Hugo burel, ni tengo las herramientas para realizar una aproximación ilustrada acerca de su obra. El autor de Diario de la Arena es uruguayo, pertenece a una generación  de la post Guerra – segunda Guerra mundial- y que suma en su haber sueños, riqueza en su lenguaje, creación literaria y afecto por todo lo que sugiera la palabra cultura con mayúsculas.
Burel cita a Shakespeare en la primera pagina…” estamos hechos de la misma tela de nuestros sueños” como si el autor quisiera ubicarnos previamente a la lectura, en un lugar próximo al de los sueños. También nos ubica en su novela, en un tiempo próximo a la generación “de los sueños”. En 1974 al perder su empleo Miguel Vernier personaje principal de la obra decide irse de su ciudad y acepta un empleo en Areneras del Este donde la soledad de la arena y la cercanía del mar en la costa oceánica,  van moldeando su vida de a poco, casi sin dares cuenta. Lo curioso del relato es que Vernier no decide tomar ese trabajo porque le guste o porque sea su pasión, es solo una manera de huir de su ciudad por el miedo que le acecha por haber escrito unos panfletos de contenido político.
 A su vez, Vernier decide quedarse a vivir en la arenera, no porque le guste sino por una simple negación de lo que quiere realizar en su vida. El no quiere quedarse: ” cuando iba a irse- cuando creía que eso era posible- miro el cartel destartalado y los trazos retocados con un pincel inadecuado- el mismo lo había pintado a poco de llegar- y supo que no daría un paso mas y que la palabra Este era una señal , una indicación falsa para llegar al paraíso”. Como si el personaje, aun, diferenciando entre lo que seria su sueno para el, de lo que realmente es su realidad, hiciera sustantiva, su decisión de quedarse. El juego entre lo real e irreal esta definido en esa decisión que sin duda lo conduce a la locura.
 También subyace en la historia la idea de la imposibilidad de la realización de los sueños y su frustración. El quedarse a vivir en medio de la arena, en soledad, se convierte en un factor de sueño o pero que a la vez  lo invade y moldea. Es una señal descripta muy en detalle por Burel, de algo no querido, pero en el cual el personaje esta inmerso y que no puede salir mas. Así también, la descripción de la época hace pensar en un paralelo entre el sentimiento de  frustración, de lo no querido, pero que esta allí con los personajes y su tiempo. Ningún personaje en la obra alcanza lo que quiere o lo que suena. Lo significativo de sus vidas se va reduciendo a sus posibilidades reales y moldeando con ellas, hasta su aceptación definitiva. 
 El elemento arena es bien curioso, al traerlo. Por estar junto al mar por un lado y ser elemento de unión con la tierra ser tan inmenso y vasto, y, por otro, dar lugar a los sueno por su amplitud. La playa es un lugar al que se acude a menudo por inspiración. Uno se siente solo estando en una playa así como Vernier vive ese mismo sentimiento que termina abarcándolo y definiendo su vida. Ese “en solitario” se presenta como un sueño pero a la vez es su realidad. Y entonces es esa realidad que lo va definiendo y determina su final.
Creo que es una novela que vale la pena leerla no solo por lo meticuloso del relato sino por la riqueza de sus personajes y a la profundidad de pensamiento que nos lleva.

30 may. 2012

"Por amor a Imabelle" Chester Himes


"Dentro del genero policial son muchos los autores que han adoptado el punto de vista del criminal o de la víctima antes que el de los representantes de la ley.
Pero las fronteras entre criminal y víctima desaparecen cuando la ley no existe y los "buenos" son peores que los "malos".
Cheste Himes convirtió la sórdida violencia del gueto negro de Harlem en uno de los materiales mas ácidos y potentes jamas escritos" Fernando Santullo Barrios

 «Si miramos en dirección este desde las torres de la iglesia de Riverside, que se alza entre los edificios universitarios cercanos a las elevadas orillas del río Hudson, veremos un valle lejano como olas de tejados grises que distorsionan la perspectiva y hacen que parezca la superficie de un mar. Bajo la superficie, dentro de las turbias aguas de edificios pestilentes, una ciudad de gente negra se convulsiona desesperadamente por vivir, como un cardumen de millones de voraces peces caníbales. Bocas ciegas que se comen las propias entrañas. Mete la mano y sacarás un muñón.

»Esto es Harlem.»

Por el amor de la sensual y pícara Imabelle, Jackson pierde los ahorros de toda su vida al dárselos a un confidente de la Policía que «sabe» convertir billetes de diez dólares en billetes de cien; luego robará a su jefe para perder posteriormente el dinero en una sala de juego. Por fortuna para él, Jackson tiene un hermano gemelo bastante avispado, Goldy, quien, disfrazado de hermanita de la caridad, se gana la vida en Harlem vendiendo entradas para el Cielo. Ahora toca zanjar las deudas.

Poesia libre

La poesia es simbolo de nuestros pensamientos y sentimientos mas profundos.
Es a partir de la poesia que podemos expresar lo que llevamos en el alma.

"La poesía es una de las formas y estilos literarios más antiguos que ha desarrollado el hombre, encontrándose ya los primeros ejemplos en las culturas de la Antigüedad.

Una de las características de la poesía es que otorga mayor importancia a la parte estética por sobre la estructura o el significado.

 Tal objetivo lo logra mediante el uso de inmumerables recursos literarios que tienden a embellecer la forma de diversas maneras.


Gran parte de los documentos literarios de civilizaciones antiguas que nos llegan a nosotros están escritos en forma de poesía. Claros ejemplos de esto son El Poema de Gilgamesh (perteneciente a la civilización sumeria) o las famosas e impresionantes obras griegas Ilíada y Odisea, la interesante Los trabajos y los días y La Eneida, entre muchas otras. Todas estas obras cuentan leyendas, historias y situaciones de la vida cotidiana de cada cultura y las expresan en forma de verso, recurso altamente popular en aquellos períodos históricos.

La poesía se caracteriza por imponer cierto ritmo al texto escrito. Esto se comprueba a través de los sistemas de versos que varían en cada caso pero que siempre mantienen una rítmica particular a respetar. Marcado en algunos casos más que en otros, el ritmo poético es además acompañado por el uso de recursos tales como metáforas, comparaciones, onomatopeyas, ironías, elementos retóricos y otros que buscan dar un estilo particular y único a cada composición.

Las formas más comunes de poesía en la tradición occidental son los sonetos, entre los cuales los de Shakespeare destacan. Sin embargo, la poesía puede también presentarse en otras formas tales como sestinas, rondeaus (poemas tradicionales franceses), el jintishi (típico poema chino), el haiku (característico poema japonés) o las odas, poemas típicos de la tradición griega antigua.


Finalmente, podemos agregar que la poesía puede aparecer de manera separada como arte, así como también integrada a otras representaciones tales como la danza, el teatro, la narrativa poética, y la lírica, entre otras." www.definicionabc.com

26 may. 2012

"Todo puede ser contado de otra manera" Claraboya


José Saramago
No voy a adjetivar ni explicar la vida de Saramago, ya que no tengo las herramientas ni el conocimiento suficientes.
Por lo tanto voy a escribir una brevisima descripción de su obra, así me evito la vergüenza por mi falta de conocimiento.

(Azinhaga, 1922-Tías, Lanzarote, 2010)

Publicó su primer libro, “Tierra de Pecado”  en 1947. Luego pasaron varios años, hasta que a finales de la década del sesenta presentó dos libros de poemas: "Os poemas possiveis" y "Provavelmente alegría".
Otros títulos importantes de la prosa de Saramago son: “Manual de pintura y caligrafía”, “Alzando del suelo”. No obstante su reconocimiento internacional llega en el año 1982 con “Memorial del Convento”, a la que siguió la obra considerada “de culto”: “ El año de la muerte de Ricardo Reis”.
El trabajo narrativo de José Saramago goza desde entonces de una admiración sin límites: "La balsa de piedra" (1986), "Historia del cerco de Lisboa" (1989), "El evangelio según Jesucristo" (1991), "Casi un objeto" (1994), "Viaje a Portugal" (1995) o "Ensayo sobre la ceguera" (1996). Todos estos textos  consagran a José Saramago como una de las principales figuras de la literatura de este siglo.

Premio Nobel de Literatura en 1998.


Claraboya, última novela publicada y a su vez primera novela del autor.  El manuscrito perdido y encontrado en el tiempo con respuesta luego de 40 años… Saramago no quiso publicarla mientras estuviera vivo.
A su vez esta novela es la entrada al mundo Saramago donde esta su voz y sus personajes que han ido poblando sus novelas posteriores. Situada en Lisboa luego de la Segunda Guerra mundial y con el miedo de la dictadura de Salazar, Claraboya es una novela que se adentra en las familias de los años 40.
Las familias en esa época eran sinónimo de seguridad y fortaleza, pero Saramago nos muestra la hipocresía, las engañosas apariencias, la sumisión de la mujer, la violencia y la sexualidad reprimidas.
 “En todas las almas, como en todas las casas, además de fachada, hay un interior escondido” Raul Brandao
En cuanto a mi opinión sobre Claraboya…cuando termine de leerla la escribo.